Las iniciativas navarras de fundaciones comunitarias visibles en el III Encuentro de Fundaciones Comunitarias de la AEF

Por segundo año consecutivo, durante los días 4 y 5 de junio, Fundaciones de Navarra ha podido participar en Barcelona, en el III Encuentro de Fundaciones Comunitarias, organizado por la Asociación Española de Fundaciones. Durante dos completos días, diferentes expertos y profesionales relacionados con la filantropía comunitaria compartieron espacio y conocimientos en torno a esta figura tan vinculada a la cooperación, la innovación Social y el desarrollo local.

Por segundo año consecutivo, durante los días 4 y 5 de junio, Fundaciones de Navarra ha podido participar en Barcelona, en el III Encuentro de Fundaciones Comunitarias, organizado por la Asociación Española de Fundaciones. Durante dos completos días, diferentes expertos y profesionales relacionados con la filantropía comunitaria compartieron espacio y conocimientos en torno a esta figura tan vinculada a la cooperación, la innovación Social y el desarrollo local. Nuestra participación en este congreso se enmarca en las acciones de impulso y desarrollo de la figura de las Fundaciones Comunitarias que Fundaciones de Navarra promueve a través del “Proyecto de sensibilización sobre los valores y modelo fundacional en Navarra” financiado por el Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare.

Durante el encuentro en Barcelona, Fundaciones de Navarra tuvo la ocasión de dar a conocer el proyecto de Fundación Comunitaria de la Ribera y Tierra Estella, iniciativa que está tomado forma gracias a la cooperación de personas y entidades de los territorios, y que cuenta con el apoyo de la Asociación Española de Fundaciones a través de un programa específico y con apoyo económico. Desde Fundaciones de Navarra trabajamos además para ponerles en contacto con personas, empresas y entidades que puedan apoyarles.

El evento comenzó con una comida de recepción, en la que se pudo establecer contacto con todas las personas participantes en el encuentro. A continuación, tuvo lugar la sesión ‘Cercle de suport, Suma’t pel Raval’ organizado por la Fundació Tot Raval en el Liceu, que giró en torno a la financiación de proyectos y en la que se pudieron conocer tres proyectos vinculados a la inserción laboral y la salud de las mujeres, con el propósito de captar donaciones para su desarrollo.

La segunda jornada se celebró en la sede de la Fundación Bofill de Barcelona, y contó con la participación de personas expertas en este modelo de filantropía tan vinculado al desarrollo social.  Rosa Gallego, directora del programa de Fundaciones Comunitarias de la Asociación Española de Fundaciones, participó destacando que “nuestro objetivo es que en el plazo de 10 años se hayan creado 40 fundaciones comunitarias en nuestro país que ayuden a mejorar la vida de las personas en sus comunidades» y añadió que “el sector fundacional empieza a entender que en el puzzle faltaba una pieza muy importante: las fundaciones comunitarias, que aportan un gran valor al conjunto del sector.”

Otra de las personas participantes fue James Magowan, director del European Community Foundation Initiative, organización europea que promueve el desarrollo de esta figura en los diferentes países de la Unión.  Magowan, quien ha visitado diferentes fundaciones comunitarias en España, destacó la increíble cultura filantrópica que tenemos en el país y cómo ha crecido el movimiento de fundaciones comunitarias en tan poco tiempo.

Durante la jornada también hubo ocasión de conocer casos prácticos, como los de la Fundació Comunitària Vall de Camprodon, y la Fundació Comunitària Horta Sud, que trabajan de manera colaborativa con comunidades procedentes de Rumanía en la Ciudad Condal. Por la tarde se desarrollaron los talleres «Incrementar la filantropía local, crear relaciones de confianza con eventos de captación de fondos en vivo» y «Visualizando el cambio, evaluación y medición de impacto», en el que de manera muy práctica y dinámica se pudieron intercambiar experiencias y estrategias efectivas en la gestión de las fundaciones comunitarias.

El cierre de las jornadas, giró en torno a la figura del Patronato. Así Agustín Landa, de la Mott Foundation, gran experto en esta figura en Amética Latina, destacó la importancia de cuidar a las personas que forman el patronato, figura clave para la efectividad y sostenibilidad de una fundación comunitaria. En este sentido, Landa afirmó que “el patronato no solo debe ser activo en la toma de decisiones y en la supervisión de la fundación, sino que también debe sentirse verdaderamente involucrado y parte integral de la misión y los objetivos de la fundación