Fundación Dédalo: un espacio para el desarrollo tecnológico de La Ribera de Navarra

La Fundación Dédalo es la entidad a la que acudir en la Ribera de Navarra cuando una persona quiere mejorar competencias y habilidades digitales o cuando una empresa o entidad quiere identificar las herramientas tecnológicas que necesitan para impulsar su negocio.

 

La Fundación Dédalo es la entidad a la que acudir en la Ribera de Navarra cuando una persona quiere mejorar competencias y habilidades digitales o cuando una empresa o entidad quiere identificar las herramientas tecnológicas que necesitan para impulsar su negocio. La iniciativa surge en 2004 de la mano del Ayuntamiento de Tudela y el Gobierno de Navarra; en la actualidad también forman parte de su patronato el Consorcio Eder y el Clúster de Tecnología y Consultoría de Navarra (ATANA).

El objetivo de Dédalo es promover, impulsar y desarrollar la Sociedad de la Información y el conocimiento digital a través de actividades formativas dirigidas a la ciudadanía en general, el sector profesional y emprendedor, las asociaciones y colectivos, y las administraciones públicas. La Fundación quiere además incidir en el territorio mediante la capacitación y la transformación digital de las personas y entidades, trabajando de modo cooperativo y promoviendo sinergias con otras entidades de la zona.  La Fundación Dédalo también trabaja para retener talento en la zona e impulsar la empleabilidad, contando con profesionales cualificados de la Ribera de Navarra para desarrollar sus proyectos.

En 2003, el Ayuntamiento de Tudela tenía muy claro que debía poner en marcha en la ciudad un espacio para promover el uso de la tecnología ya que por aquel entonces no había ningún lugar ni entidad en Tudela enfocado a cubrir este servicio. Para ello se eligió la forma jurídica de “fundación”, que permitía gran agilidad y libertad en la toma de decisiones y además facilitaba el acceder a proyectos y convocatorias que como Administración pública no era posible.

 

Pronto se vio claro que su zona de actuación no podía quedarse en la ciudad de Tudela, si no que debía abarcar a toda la Ribera de Navarra, dado que se trata de una zona con menos oportunidades y oferta de servicios en el ámbito de las Nuevas Tecnologías. En la actualidad, la Fundación Dédalo, aunque centra sus esfuerzos en el Sur de Navarra, también tiene proyectos e iniciativas a nivel regional, nacional, e incluso europeo.

Para Fundación Dédalo siempre ha sido un pilar básico la generación de sinergias con otras entidades y el aprender de otras fundaciones que en definitiva, se enfrentan en su día a día a retos parecidos y que trabajan para construir una sociedad mejor. Es por esto que reconocen que, formar parte de la asociación Fundaciones de Navarra, más allá de los servicios de interés que reciben como asociados, les permite “crear una red fuerte, con solvencia, dar visibilidad a las fundaciones, influir en las políticas que afectan al sector fundacional y compartir espacios de encuentro”. Fundaciones de Navarra genera fuerza para crear un sector fundacional mucho más arraigado, mucho más fuerte y con más peso en la toma de decisiones.